viernes, 12 de enero de 2018

Nuestros pensamientos

A lo largo del día tenemos una cantidad de pensamiento inimaginables, lo curioso de ello es que tenemos pensamientos positivos pero en su gran mayoría son negativos. Porque debemos diferenciar los pensamientos conscientes de los inconscientes.
Nuestra mente es uno de nuestros grandes poderes, pero que por desgracia no sabemos usar del todo bien. Cada momento del día la estamos utilizando, pero lo peor de todo es que no la escuchamos y la dejamos actuar libremente. Si nos paráramos a escuchar observaríamos que nos cuestionamos lo que hacemos, nos comparamos con lo que hacen los demás para ver si lo hacemos mejor o peor, analizamos las cosas que decimos para ver en lo que hemos fallado, ... y así en multitud de ocasiones. Si nos escucháramos veríamos que somos seres demasiado duros con nosotros mismos, y que nuestros pensamientos en su gran mayoría son negativos hacia nosotros y lo que nos rodea.
Por ese motivo he decidido hacer este post, para intentar hacernos conscientes de qué pensamientos tenemos, ya que habitualmente son repetitivos y eso afectará en cómo nos va la vida, cómo la vivimos y cómo nos sentimos. 
Como ya he dicho la mente es uno de nuestros grandes poderes, y si fuésemos consciente de ello tendríamos un gran poder a nuestro alcance. Por ese motivo os propongo que hagáis un ejercicio. En teoría cuando lo leas pensarás que es muy fácil, pero a medida que lo intentes verás que no lo es tanto, porque como he dicho la mente es poderosa y sabia, y hará lo necesario para que no la saques de su zona de confort. ¿por qué? ¿si os iría mejor si avanzarais? pues sí, seria mejor pero así ella está segura de vuestra supervivencia. Conoce los posibles peligros y la respuesta correcta para recibir un menor impacto en vosotros.
A lo que iba!! El ejercicio que te propongo es: escúchate en todo un día, apunta lo que piensas y observa la repetición de los mensajes. Si haces el ejercicio varios días, observarás que eres como un ordenador que cada día escribes el mismo mensaje con diferentes palabras.
¿Te atreves a retar a tu mente para mejorar los dos? ¿te atreves a salir de tu zona de confort, y demostrar que hay mejores soluciones?

Si te animas haremos el camino juntos.


Juntos montemos el puzzle de nuestra mente 

miércoles, 3 de enero de 2018

Feliz 2018 !!!

Primero de todo OS DESEAMOS FELIZ 2018 !!!
Tenemos la certeza de que este año es un gran año, en el cual vienen muchos cambios para avanzar en nuestros caminos, así que inicialo con ganas y con ilusión!! 

El otro día leí en el facebook un comentario de una persona y la verdad es que me encantó. Habitualmente, cuando comenzamos el año nos proponemos objetivos y metas a alcanzar . Muchas de ellas sabemos de antemano que no cumpliremos pero que, por el contrario, igualmente las anotamos en propósitos para el 2018. ¿qué ocurre con esto? pues una respuesta sencilla: que al final nos frustramos porque no los alcanzamos.
A lo que iba, mirando todos los mensajes de felices fiestas, propósitos, agradecimientos, resúmenes del 2017 vi uno que me encantó. Decía algo así como: "Este año he hecho muchas cosas y he vivido muchos momentos, buenos y no tan buenos, pero de los cuales he aprendido. Por eso este año me he propuesto en no hacer ningún cambio, porque lo he disfrutado a pesar de momentos duros y porque he sido feliz. Mi propósito para este 2018 es continuar siendo feliz, disfrutar de cada momento y aprender de aquellas experiencias que me proporcione este año".
Evidentemente, estas no son las palabras exactas, es un resumen de lo que me llegó a mi interior como mensaje. 
Me parece un gran mensaje, siempre hacemos un balance del año y nos proponemos cosas para que nos mejore la vida. Pero, realmente a lo largo de lo vivido en cada momento es lo que somos a día de hoy. Gracias a esas experiencias, buenas y "malas" somos el resultado en este preciso momento. Por eso, con el post de hoy os quiero hacer llegar un mensaje de tranquilidad y bienestar. Comprendiendo que todo lo vivido ha sido genial, a pesar de posibles momentos duros, y que lo importante y el propósito realmente importante para este 2018, es vivir con energía, felicidad y con una gran sonrisa.

Feliz 2018 para todos !!!

jueves, 28 de diciembre de 2017

Adiós 2017!!! Bienvenido 2018


Antes de comenzar este post quiero pedir disculpas por no haber tenido la continuidad que deseaba en este 2017, pero comenzamos un nuevo año y vamos a intentarlo con más fuerza si cabe ja ja.


Gracias 2017 y bienvenido 2018 !!!

Durante esta última semana nos preparamos para hacer una buena despedida al 2017, ya sea porque nos ha aportado muchas cosas buenas o porque preferimos olvidarlo,  y hacer una muy buena entrada del 2018. Así que muchos buscan por internet rituales de buena suerte, o cómo podemos hacer para atraer determinadas cosas, desprendernos de las cosas no deseadas en el 2017, etc. 
A continuación os haremos una propuesta que esperemos os vaya muy bien !

El año pasado os hablamos del estado vibracional y de la importancia de estar en un buen estado para así poder proyectar correctamente. Por ese motivo primero propusimos que se realizara una limpieza tanto de nosotros mismos como del ambiente que nos rodea. A día de hoy continuamos pensando la importancia de este hecho. 
Por este motivo primero de todo debemos hacernos una limpieza energética tanto corporal como ambiental. A nivel corporal podemos hacernos unos baños con sales (recomendamos sal del Himalaya por su pureza), o con hierbas (salvia y romero). La limpieza a nivel ambiental también se puede hacer limpiando en profundidad y tirando cosas viejas y olvidadas, además de ambientar con un buen incienso.

Este año os proponemos el "Incienso de Fuego": con este incienso lo que hacemos es quemar todo lo no deseado, lo estancado y lo negativo que nos rodea a lo largo de nuestra vida. Quemando este incienso movemos la energía haciendo que a través de luz y el aroma atraigamos a la luz, evaporando todo lo que nos impide avanzar. El fuego elimina los bloqueos y límites que nos encontramos en nuestro día a día, aportándonos un ápice de luz para saber cual es nuestro camino a seguir y así encontrar el bienestar deseado. 
Con este incienso lo que pretendemos es que quememos lo no deseado de este 2017, y así entremos en el 2018 con propósitos nuevos, y desde la luz y la pureza. 

Para el inicio de año os proponemos algo fácil y sencillo. Enciende una vela blanca, que representa la pureza, la luz y el camino correcto. Si te gusta el incienso enciende un incienso que te aporte bienestar (prosperidad, lavanda, abrecaminos, etc.). Y con esto respira hondo y ten la certeza de que las cosas buenas vienen. Hazlo desde el corazón, confiando en que así será y disfruta de ese momento de energía positiva. En estos momentos estás enfocando con la seguridad y la pureza, así que seguro que viene.

Con todo esto esperamos y confiamos en que este 2018 sea un año de grandeza, pureza, amor y bienestar. Desde Inciensos Om os deseamos lo mejor, esperamos seguir en vuestro camino y aprender juntos. Nos vemos el año que viene. 

Imagen relacionada 




jueves, 16 de febrero de 2017

La lista de mi luz

Has tenido un tiempo para hacer los dos ejercicios anteriores. Si todavía estás con ellos no te preocupes, lo más importante es que te tomes tu tiempo. 
Hagamos un repaso de lo que hemos hecho hasta ahora:
1.- Hemos analizado aquello de nuestra vida que no nos gusta y que deseamos enormemente cambiar. 
2.- Además hemos visualizado cual sería la manera que nos gustaría que fuese la situación en concreto. 
3.- Una vez hemos mirado hacia fuera hemos hecho el ejercicio más difícil, mirarnos a nosotros mismo y juzgarnos. Sacando todo aquello que consideramos malo de nosotros mismos.

Lo mejor de todo es que has estado un tiempo observando tu vida y tu comportamiento frente a situaciones, y posiblemente, ya hayan cosas que hayas cambiado.
Pero ¿cual es el ejercicio que propongo hoy? pues es muy fácil. Está muy bien sacar todo lo negro de nosotros, eso es fácil. Normalmente, nos resulta fácil auto-criticarnos y ser exigentes con nosotros mismos. Nuestra mente tiene un alto porcentaje de pensamiento negativos de todo lo que hacemos o decimos. 
Pero..... ¿porqué no miramos las cosas buenas? está bien mirar lo que queremos cambiar, pero porqué no miramos todo lo bueno que nos rodea?



En este post lo que os propongo es hacer el mismo ejercicio pero siendo conscientes de las cosas buenas que tenemos. No me refiero a lo material, físico, pareja, amigos, trabajo (que también), el ejercicio más difícil es mirar qué cosas buenas tenemos nosotros como personas. 
¿porqué os decimos de centraros en las cosas positivas vuestras? pues porque son las que os van ayudar a hacer el camino. Y porque, cuando estás continuamente pensando en las cosas malas que tienes lo que haces es potenciarlo de una manera muy importante en tu vida. Haciendo que esas cosas malas sean las que prioricen en tu vida. Pero si ese ejercicio lo hicieses con lo positivo, sin caer en el ego, sería maravilloso. Potenciarías las cosas más positivas en tu vida y en tu ser, quedando reflejado en todo lo que te rodea. Tal cambio sería tan poderoso y externo, que las personas que te rodearan lo notarían. A medida que vayas realizando el cambio las personas que te rodean actuarán de forma diferente. (esto ya lo explicaré en otro post).
Entonces vamos a lo que es el ejercicio en sí:
1.- Como siempre papel y boli
2.- Escribe aquellas actitudes buenas que tienes como: empatía, amigable, alegre, optimista, realista, positiva, etc..
3.- Intenta escribir brevemente cómo estas actitudes afectan a tu vida y a las personas que te rodean
4.- Y si puedes mira cuándo salen más a la luz.

Este ejercicio es muy bueno porque te das cuentas que también tienes cosas positivas !Sorpresa¡ sí tú también las tienes :)
Cuando digo que no caigas en el ego me refiero a que no te creas mejor que nadie por poseer una cualidad u otra, y que otros no las tengan. Porque recuerda, esa persona puede tener una que no tengas tú.

Como siempre tómate tu tiempo para este ejercicio, y disfruta de cada cosa que descubras. 

lunes, 6 de febrero de 2017

La lista de mi oscuridad

Cuando hablábamos de hacer este post de una lista de las cosas a cambiar no teníamos claro cómo ponerlo, y pensamos en la lista negra jaja. Porqué la lista negra, porque en realidad os decimos que escribáis todo aquello que no os gusta de vuestra vida, por lo tanto, toda la oscuridad. Pero no, resulta que este post sí que es la lista negra j aja.
Como vais a observar os proponemos ejercicios relativamente fáciles y que en muchas ocasiones necesitan de papel. El ejercicio de hoy es muy parecido al anterior porque está relacionado. Veamos:
-          Tenemos claro que queremos cambiar
-          Tenemos claro cuáles son las cosas que queremos o necesitamos cambiar
-          ¿y ahora qué?
Ahora toca el ejercicio que os proponemos. Igual que en el ejercicio anterior os propongo un papel y boli. Así como un espacio tranquilo y, que hagas este ejercicio en un momento que te sientas bien y que estás prepard@ para sacar tu oscuridad.



¿A que nos referimos con oscuridad? A aquellas cosas que intentamos ocultar de nosotros mismos, y que incluso en ocasiones no queremos ni reconocer que las tenemos. Este ejercicio habrán personas que les resulte muy fácil de realizar porque tienden a juzgarse con frecuencia y de forma muy dura. Y por el contrario, habrán personas que no quieran reconocer su oscuridad (envidia, celos, rabia, etc), a estas personas les diría deja de sentirte como si fueras un ángel y se sincer@ o sino deja el ejercicio porque has llegado al final del camino. Alguien que se piensa que es un ángel y que todo lo hace bien tiene un problema de reconocerse porque puede que internamente detecte que puede salir muchas cosas que no les guste. Ya hablaremos de eso. También hay personas que saben realmente cómo son y están dispuestas a cambiar, pero no se machacan a juzgarse como las primeras. En realidad hay multitud de tipos de personas, esa es la gracia así que vamos a jugar.
El juego que propongo es: escribe qué cosas emocionales consideras que son negativas y que tienes. Por ejemplo: rabia hacia algo o alguien, celos por una situación, deseo de que algo vaya mal, etc. Multitud de emociones.
Al igual que en el post anterior una vez sepas la emoción, intenta observar en qué momentos florece, y si la puedes detectar o simplemente sale. Esto requiere que te observes mucho pero será muy eficaz cara al futuro, ya  que si detectas cuándo puede salir sabrás cómo suavizarla.
Al realizar este ejercicio tómate tu tiempo, no importa el que necesites. De hecho eso es bueno porque así significará que te estarás observando y te intentarás conocer más. Este ejercicio de observarse realmente es útil, aunque resulta difícil. Primero nos cuesta darnos cuenta de que hemos entrado en el bucle de pensar cosas negativas sobre algo, alguien, nosotros mismos. Y luego lo que nos cuesta es conseguir parar estos pensamientos. Pero no desesperes ahora lo importante es darse cuenta de lo que pasa por tu cabeza para así saber lo que te estás diciendo todo el rato.
Ánimo y haz esta lista, verás lo útil que te resulta más adelante !!!



martes, 31 de enero de 2017

Qué necesito cambiar de mi vida?

Te has estado analizando y has decidido que quieres cambiar. Ahora vienen las preguntas de cómo hacerlo, cómo sé qué es lo que debo cambiar y muchas otras preguntas.



En muchas ocasiones tenemos muy claro lo que queremos cambiar o lo que nos hace infelices, pero en cambio, muchas veces no somos conscientes de que hay cosas que deberíamos cambiar y que ni siquiera nos lo planteamos. Cuando digo “deberías” no es una orden ni algo necesario sino hago referencia a que eres tú mism@ la que necesitarías un cambio en ese aspecto.
Que hacer para saber por dónde empezar? Lo que te voy a contar ahora parecerá absurdo pero para nada lo es, este ejercicio necesita que te pares a sentirte y a pensar en ti. Debes ser muy sincero contig@ mism@ porque sino no te servirá de nada. Pero ¿Sabes qué? Lo bueno es que como es un ejercicio que te haces contigo mismo no hace falta que dejes salir a tus miedos de ser juzgado, porque nadie lo hará, solamente te juzgarás tú. El ejercicio que propongo es que pongas en una lista aquellas cosas que quieres cambiar, este concepto que sea detallado para que seas consciente en todo momento cual es el objetivo del cambio. A continuación, pon el motivo del cambio, puedes poner lo que desees (recuerda solo es para ti, nadie lo tiene porqué ver) y síguelo con cómo te gustaría que esto cambiara. Recuerda que es muy importante ser sincer@, así realmente dejarás salir los sentimientos y tus emociones reales y las verás plasmadas en un papel.
En muchas ocasiones cuando escribimos o hablamos de una cosa, podemos observar que al plasmarlo resulta que es ilógico, o incluso una tontería. Me explico, hay veces que nuestra cabeza nos la juega y de una cosa que en nuestro mundo parece un gran problema cuando lo hablamos nos damos cuenta que es una tontería. De ahí la importancia de escribirlo, al hacerlo estamos sacando la totalidad del problema que tenemos y que nosotros mismos nos hemos creado una película en nuestra cabeza.
Al realizar todo este trabajo, intenta guardarlo unos días y, posteriormente leerlo de nuevo, Así podrás ver si continúa igual o no.
Hagamos un resumen:
-          Busca un momento tranquilo, cómodo para ti y en el que te sientas cómod@ para relajarte y ser sincero
-          Papel y boli, no necesitas más ;)
-          Y a escribir:
o   Qué es lo que quiero cambiar
o   Cuál es el motivo
o   Qué resultado sería el idóneo para mi
o   Leerlo unos días después para comprobar que todo lo expresado es así

Que no te desanime el proceso si al principio te resulta un poco complicado, sé insistente y a por ello!!!

jueves, 19 de enero de 2017

Realmente quiero cambiar?

Ya hemos hablado de la importancia de tener claro el saber que todo lo que realizamos es una aprendizaje, y que por tanto, es correcto a pesar de que algunas veces no nos gusten las consecuencias.
Una vez claro esto deberíamos preguntarnos "Realmente queremos cambiar, y si estamos dispuestos a hacerlo". Es decir, muchas personas quieren cambios porque no les gusta su vida, pero simplemente echan balones fuera en cuanto a su vida se refiere. Me explicaré más detalladamente: hay personas que no les gusta su vida, su trabajo, su pareja, su familia, sus amistades, etc. Pero simplemente se quedan quejándose de lo complicado que es todo, de que la vida hay que sufrir y que ella o el no pueden hacer nada.
Familia: que le voy a hacer si yo no la pude escoger. Soy una incomprendid@, nadie entiende lo que me ocurre y se burlan de mi, etc.
Relación: no me comprende, no me presta atención, no soy feliz pero tengo hijos, me habla muy mal y no se da cuenta, etc.
Amistades: lo ven todo muy fácil desde fuera pero no es así, no me comprenden y además me critican porque me tienen envidia, es fácil hablar cuando su vida es maravillosa, etc.
Trabajo: necesito el dinero, son todos unos incompetentes, no me comprenden y sabotean mi trabajo, etc.
Te suenan estas excusas??? Muchas de ellas realmente son ciertas, y además cuando nos las decimos lo son, nuestro ser interno y nuestra mente se cree que esto es así y es nuestra realidad. Claro que ocurren situaciones externas que no nos gustan, pero ¿haces algo para cambiarlas?
En muchas ocasiones nos quejamos de lo que nos ocurre, pero esperamos y esperamos a que pase un milagro y esto cambie, pero y si no pasa? esperarás el resto de tu vida a que pase? realmente estás dispuest@ a perder tanto tiempo sin disfrutar?
En muchas ocasiones no paramos de darnos excusas y no hacemos un movimiento para el cambio. Este movimiento no tiene porqué ser grande y extremista, a veces un pequeño cambio en nuestra vida supone un enorme cambio para nuestro futuro. Hay personas que necesitan ir poco a poco porque los cambios grandes les dan miedo, o incluso cualquier cambio. Cada uno necesita su proceso para su evolución, pero si realmente deseas esa felicidad, si realmente ese deseo es más grande que el miedo al cambio LÁNZATE!!! verás como te sentirás bien y con mucha fuerza.
Pero si por el contrario, estas excusas te parecen sólidas, fuertes e inamovibles, te diría que dejes de leer, dejes de ir a cursos y de gastarte el dinero, porque no quieres hacer el cambio. Solamente dices que quieres cambiar pero no lo deseas de verdad, es más fácil culpar al exterior. Sigue con ello, y cuando realmente no puedas más y necesites el cambio vuelve a leer, a los cursos o lo que sea necesario.